Mantenimiento de Piscinas

El agua existente en una piscina suele contaminarse muy fácilmente debido a los microorganismos existentes en la atmósfera y los que introducen las personas al bañarse. De este modo es que al no haber oxigenación estos microorganismos se producen progresivamente en la piscina hasta el punto en que puedan transformarse en algas. Lo mismo sucede con el aire y la lluvia que introducen polvo, tierra y hojas. El tratamiento químico es necesario, pues que con un sistema de filtrado tradicional no será suficiente para el buen mantenimiento. El agua se vera clara y transparente, pero no quiere decir que sea pura. Se puede equipar la piscina con algunos de los varios sistemas de tratamiento químico del agua que permiten mantener el perfectamente libre de bacterias. En nuestra piscinas por su material, recomendamos cualquier producto, sea cloro en pastillas, cloro solidó o liquido. En cuanto a los alguicidas, bactericidas y decantadores, su uso dependerá de las distintas marcas del mercado. Hay productos que tienen la cualidad de ser más concentrados que otros y por lo tanto, un porcentaje menor serán suficientes para mantener el agua en condiciones.

ARCHIVOS PARA DESCARGAR (.pdf)